Desde sus altas murallas hasta su impresionante costa del Atlántico, la capital marroquí de Rabat le encantará. Su história data desde la época pre-románica, cuando el acuerdo de Chellah fue establecido en la desembocadura del río Bou Regreg, en el s.III a.C. La fortaleza Kasbah de los Oudayas son unos fantásticos recuerdos de la história. Rabat llegó a ser la capital de Marruecos en 1912 y desde entonces forma parte de la modernidad, siendo hoy una ciudad dinámica. Rabat es una ciudad del s. XXI con todo el entretenimiento que puedes esperar.

rabat4

Como en la mayoría de las culturas árabes, los marroquíes son famosos por su hospitalidad. A la gente de Marruecos le encanta conocer a estudiantes internacionales y les encanta compartir su cultura con los visitantes.
Muchas tiendas venden artículos con un precio establecido donde puedes encontrar bisutería, artículos de piel, plata, ropa de segunda mano, alfombras orientales, mantas, etc. También puedes visitar los famosos puestos del mercado, llamados Souks. Allí podrás comprar todo tipo de souvenirs.

2535925283_62dbfae673

En Rabat es fácil encontrar puestos dónde venden comida a buen precio y generalmente es buena. La mayoría de comida está hecha a base de pastas y carne, y no hay que olvidarse de probar el tradicional kebab con salsa picante y la harira, que es una sopa típica muy rica. No es habitual encontrar bebidas alcoholicas, pero hay muchos pubs que están abiertos hasta la madrugada.

Qué visitar

  • Fortalezas como Kasbah
  • Algunos asentamientos de Chellah con monumentos, jardines y ruinas romanas
  • La mezquita de Hasan que data del s. XII y el mausoleo de Mohamed V

Fuente: Sprachcaffe